UNA Y OTRA VEZ

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)




 
LECTURA:  “Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?” “No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces”, le contestó Jesús” (Mateo 18:21-22 ).


Los lápices tienen diferentes formas, tamaños y colores pero hay una cosa que tienen en común. La goma de borrar y sobre todo cuando se ha desgastado. ¿Saben lo que me dice eso? Me dice que cometo muchos errores. Cuando hago un error, lo borro y comienzo de nuevo, una y otra vez hasta que me queda bien. No sé porqué guardo los lápices porque un lápiz sin goma no es de mucha utilidad.

Los lápices me recuerdan a las personas. Las personas también venimos en diferentes tamaños, formas y colores, pero tenemos algo en común, ¡cometemos errores! Cometemos muchos errores. Por eso es que Dios envió a Jesús a morir por nosotros en la cruz, para borrar nuestros errores. Cuando hacemos algo malo, podemos pedirle a Dios que nos perdone y por Jesús borrará nuestros errores y podremos comenzar nuevamente. A diferencia de los lápices, la goma de borrar de Dios nunca se acaba.

Al igual que Dios nos perdona una y otra vez, Jesús nos enseñó que tenemos que perdonar también a otras personas una y otra vez. Un día, Pedro le preguntó a Jesús: “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?” Jesús le contestó: “No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces”.

Creo que Jesús sabía que si decía que debíamos perdonar setenta veces siete, nunca trataríamos de contar las veces que perdonamos a los demás una y otra vez, tal como él nos perdona.

No importa si somos altos o bajos, delgados o gorditos, rojos, blancos, amarillos o negros, todos necesitamos el perdón de Dios. También necesitamos recordar que Jesús nos enseñó que tenemos que perdonar a otros como Dios nos perdona.


ORACION:

Amado  Jesús, todos cometemos errores. Gracias por venir a borrar esos errores. Ayúdanos a perdonar a otros de la misma manera en que nos perdonas una y otra vez y… otra vez y… otra vez, te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS