SOY FELIZ

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años) 



LECTURA: Mateo 5:1-12


¿Has visto alguna vez a una abeja volando alrededor de una flor? La abeja no está preocupada por nada. Está disfrutando de la belleza de las flores que Dios ha creado. Está tan contenta y feliz.

¿Qué te hace feliz a ti? Tal vez me digas, jugar, o ser la persona más famosa, o tener muchos juguetes o muchas cosas.

Todos deseamos ser felices, y Dios desea que tú seas feliz.
Pero lo que Jesús dijo acerca de la felicidad es bastante diferente de lo que muchos esperan.
Muchas personas creen que ser feliz es tener mucho dinero, o tener a alguien que nos cuide o ser aceptados por todos. Pero eso no fue lo que Jesús dijo.
 



Un día Jesús subió al lado de una montaña. Se sentó, reunió a sus discípulos alrededor de él y comenzó a enseñarles acerca de lo que es ser feliz. Aunque lo que voy a decirles no es exactamente lo que Jesús dijo, creo que nos ayudarán a entender lo que él enseñó.

Él enseñó que ser feliz es entender tus riquezas están en el reino de los cielos, que cuando sientas que has perdido lo que era más importante para ti, entonces sentirás el amor de Dios.
Jesús enseñó que debes estar feliz con lo que tienes, porque entonces encontrarás que tu Padre Celestial te dará todo lo que necesites; ser feliz cuando cuidas a otros porque sabes que tienes un Padre que te cuida a ti.

Sé feliz cuando tu corazón esté bien con Dios
Sé feliz cuando ayudes a que las personas vivan en paz los unos con los otros porque es entonces cuando conocerás la paz que proviene de ser parte de la familia de Dios.

Sé feliz cuando otros te tratan mal porque sigues a Jesús, porque tu recompensa será grande en el cielo.

¿Te das cuenta? La felicidad no es un sentimiento que tenemos por las cosas que nos suceden, o por las cosas materiales que poseemos. La felicidad es actitud que tenemos debido a lo que pasa en nuestro corazón. Necesitamos ser como la abejita, revoloteando felizmente a través de nuestra vida, felices, felices, por lo que Dios ha hecho por nosotros.

ORACIÓN:

Querido Padre Celestial, ayúdame a entender lo que es realmente la felicidad, que es tenerte en mi corazón, sin importar lo que tenga o lo que me pase.
Gracias por haberte conocido y por ser mi Padre, que me cuida, me ama y desea siempre mi felicidad, mi felicidad verdadera. En el nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS