SIGUIENDO AL LÍDER

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)



 

 
LECTURA:
Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: "Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres". Y dejando luego sus redes, le siguieron. Marcos 1:16-18
¿Alguno de ustedes han jugado el juego "Siguiendo al Líder"? .Siguiendo al líder es un juego que muchos niños del mundo gozan jugando.

Las reglas son simples. Escogen a un líder y lo siguen por donde quiera que él vaya y hacen lo que él hace. Puede chapotear en un charco de agua, subir o brincar escaleras, colgarse de un árbol y todo lo que sea necesario para seguir jugando, porque nadie quiere ser el que "se da por vencido".

Siguiendo al líder es un juego fantástico, pero en nuestras vidas, diariamente, jugamos a seguir al líder también. En cualquier actividad que participemos, sea la escuela, la iglesia o en deportes, siempre hay un líder. Cada día nos enfrentamos con la alternativa de escoger el líder que seguiremos. Tenemos que asegurarnos que escogemos un líder que nos guiará en la dirección correcta.

Un día Jesús iba caminando por la orilla del mar. Vio a dos pescadores, Simón (Pedro) y Andrés, los cuales estaban tirando sus redes al mar. Jesús les llamó, "Síganme y les haré pescadores de hombres". La Biblia nos dice que ellos dejaron sus redes y le siguieron. Jesús siguió caminando un poco más y vio a otros dos hombres, Santiago y Juan, los cuales estaban sentados en su bote remendando sus redes. Jesús les llamó y la Biblia nos dice que ellos dejaron su bote y siguieron a Jesús (vs. 19-20).

Jesús aún está llamando personas a que le sigan. Él nos ha llamado a tí y a mí a seguirle. Nos toca ahora decidir si deseamos seguir al líder.
 



ORACION: Amado Padre: Tú nos has llamado a seguirte. Que podamos, como Pedro, Andrés, Santiago y Juan decir, "Sí Señor, te seguiré por donde me guíes", ayúdanos a poner nuestra mirada en la guía que tú nos das, te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.




No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS