SIENDO SABIOS

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)
 



LECTURA: Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.
Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena (Mt. 7:24-26)

Seguro que usas libros para estudiar y hacer las tareas.
Imagina que pudieras leer muchísimos libros y recordar todo, todo lo que dicen cada uno de ellos.
Sabrías mucho, tendrías mucho conocimiento, pero no por ello serías más sabio.



¿Sabes cuál es la diferencia entre conocimiento y sabiduría? Si tenemos conocimiento tenemos toda esa información en nuestra cabeza pero si tenemos sabiduría usamos todo el conocimiento que tenemos en nuestra cabeza y lo aplicamos a nuestra vida diaria.

Algunas personas saben mucho acerca de Jesús y ponen sus enseñanzas en práctica en su vida diaria. Jesús dijo que esas personas eran muy sabias. Dijo que se parecían a un hombre sabio que hizo su casa en la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos pero la casa no se derrumbó porque estaba construida sobre la roca.


Hay otras personas que también saben mucho acerca de Jesús y sus enseñanzas, pero no las ponen en práctica en su vida. Jesús dijo que esas personas no eran sabias. Dijo que se parecían a un hombre que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y la casa se derrumbó porque estaba construida sobre la arena.

Si lees la Biblia vas a tener el conocimiento de lo que Jesús quiere que hagas, pero Él espera que lo pongas en práctica y así serás un niño o una niña sabia

ORACION:

Jesús gracias porque nos dejaste la Biblia para saber lo que enseñaste, y ayúdanos a tener la sabiduría para poner en práctica todo lo que nos enseñas cada día, queremos ser sabios, haciendo lo que Tú hacías. En el Nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS