PAGAMOS IMPUESTOS

 (Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)


LECTURA:
Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios. (Mateo 22:21)

¿Has escuchado en alguna ocasión a tus padres quejarse de tener que pagar impuestos? Probablemente los has oído. A muchas personas no le gusta pagar los impuestos. ¿Alguno de ustedes paga impuestos? Bueno, quizás les sorprenda saber que los niños también pagan impuestos.

¿Recibes una paga semanal o mensual de parte de sus padres? ¿Has recibido alguna vez dinero como regalo de cumpleaños de parte de tus abuelos o de algún familiar? ¿Has ganado algún dinero por hacer algunas tareas en la casa? ¿Qué has hecho con ese dinero?, ¿has comprado algo?

Si contestaste “Sí” a algunas de estas preguntas, probablemente pagaste algo de impuestos. ¿Sabes que cada vez que compras algo, pagas impuestos?

¿Qué diría Jesús si le preguntáramos si los niños debían pagar impuestos? Esa en una pregunta muy difícil. Si contestara “Sí”, a todos los niños posiblemente le daría coraje con Jesús. Si contestara “No”, los políticos que hacen nuestras leyes, probablemente se molestarían con Él porque el estado necesita ese dinero para hacer cosas. ¡Alguien hubiese sentido coraje hacia Él no importa la contestación que diera! parece una situación muy difícil, ¿no es así?

¿Saben que algo similar le pasó a Jesús? En el tiempo de Jesús, las personas tenían que pagar impuestos. Eso no tenía popularidad entre las personas. Un día los líderes religiosos vinieron a Jesús y le preguntaron si él creía que la gente debía pagar impuesto.


Realmente estaban tratando de engañar a Jesús, porque ellos sabían que si decía “Sí”, la gente se molestaría. Pero si decía “No”, Jesús tendría problemas con las autoridades.

Jesús se dio cuenta del plan que ellos tenían e hizo algo muy sabio. Él les pidió una moneda y luego preguntó: “El dibujo que está en la moneda ¿de quién es?”

Ellos contestaron: “Es del César?” César era el gobernante romano y todos tenían que pagarle impuestos a él.

Jesús entonces le dijo: “Denle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.”

Cada vez que tú compras algo, una golosina, un libro, un juguete, con la moneda o billete que pagas, una parte de ese valor o de ese precio son impuestos que van al estado. Eso debe hacerte sentir mal, todo lo contrario, estás haciendo lo correcto.

Pero, ¿qué acerca de Dios? Jesús también dijo “Dadle a Dios lo que es de Dios.” La Biblia dice que fuimos creados por Dios y que fuimos hecho a la imagen de Dios. Si fuimos creados por Dios y hechos a su imagen, entonces le pertenecimos. ¡Esto significa que tenemos que entregarle nuestras vidas!

ORACIÓN:
Querido Padre Celestial, Tú nos creaste a tu imagen y te pertenecemos. Por eso, te entrego mi corazón y mi vida, te pertenecen a Tí, gracias por acogerme en tu familia y cuidarme tanto. En el Nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS