NO TE RINDAS

 (Devocional para niños de 3 a 5 años)
 
 
Devocional 1
La respuesta vendrá

 
Pide y se te concederá lo que pidas... porque el que pide recibe. (Mateo 7:7,8)
Si tú le pides a tu mamá bizcocho antes de la comida, ¿piensas que ella te diría que esperes? Puede que ella diga: "Pregúntame después de la comida". A veces nosotros le pedimos cosas a Dios y Él no nos la da en ese momento, porque no es el tiempo correcto, ¡o tal vez Él tiene un regalo mejor que darnos!



Pero Dios no quiere que nos olvidemos , Él quiere que nosotros continuemos pidiendo, y él nos dará exactamente la cosa correcta en el tiempo correcto. Así que podemos acercarnos al Señor y orar y pedirle.

¿Qué debemos hacer cuando esperamos algo de Dios?

QUERIDO DIOS, gracias por dejarme pedirte cosas. Gracias por saber cómo contestar mis oraciones, Tú siempre tienes lo mejor para mi. En el Nombre de Jesús. Amén.

 



Devocional 2
Dios cumple sus promesas
 

"Cuando llegó el momento que tenía determinado, Dios envió a su Hijo... a fin de adoptarnos como hijos suyos... y como somos sus hijos todo lo que tiene nos pertenece. (Gálatas 4:4,5,7)


 

 
 
A tus padres les gusta hacer cosas para ti porque tú eres su hijo y ellos te aman mucho. Bueno, Dios quiere que tú seas su niño en su familia también. Él envió a Jesús para que tú puedas creer en Él y unirte a su familia y ser también hijo de Dios. Dios promete amarte y perdonarte. Él te ayudará en todo lo que tú necesitas, y Él también promete ¡que nunca te dejará!, ¡nunca, nunca!.

¿Cuáles son algunas de las promesas de Dios para ti?

QUERIDO DIOS, yo amo a mi familia, y me alegro que puedo ser un hijo en tu familia también. Gracias porque soy tu hijo y tu me amas y quieres lo mejor para mi. En el Nombre de Jesús. Amén.







Devocional 3
Y el ganador es...






 
"En una carrera varios son los que corren, pero sólo uno obtiene el premio. (1 Corintios 9:24)

¿Sabías tú que vivir para Jesús es como correr una carrera? Cuando estás en una carrera, tienes que continuar corriendo hasta el final. No puedes parar si quieres ganar. Cuando estás viviendo para Jesús, tienes que tratar de agradarle a Él hasta el final. No puedes parar de vivir para Él ahora, si quieres vivir con Él en el cielo algún día.

¿Cómo es vivir para Jesús igual que correr en una carrera?


QUERIDO JESÚS, yo estoy feliz cuando corro, y estoy feliz, cuando hago las cosas para agradarte a ti, ayúdame a agradarte siempre, ¡te amo!. En el Nombre de Jesús. Amén.
 
 
 
 
 
 
Devocional 4
Un premio que dura




Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros una incorruptible. (1 Corintios 9:25)


Un atleta se esfuerza por ganar una simple medalla o una copa, mientras que nosotros nos esforzamos por obtener un premio que jamás se desvanecerá.

 



Mucha gente compiten unos con otros en los Juegos Olímpicos. Hay diferentes juegos, y cada uno trata de ganar una medalla de oro. En los tiempos bíblicos, los ganadores en el juego recibían una corona de hojas. Pero las hojas verdes se secaban y tenían que tirarlas. Aquellos que aman a Jesús tendrán una corona diferente. ¡Tendremos un premio en el cielo que durará para siempre!

¿Qué es especial acerca del premio que Jesús desea darnos?

QUERIDO DIOS, ¡yo quiero vivir para Jesús toda mi vida y ser ganador para siempre!. En el nombre de Jesús. Amén.

 


 
 
Devocional 5
No te detengas ahora

 
Despojémonos de cualquier cosa que nos reste agilidad o nos detenga... y corramos con paciencia la carrera en que Dios nos ha permitido competir. Hebreos 12:1

 



Si corres una carrera larga, tienes que dejar ropa extra que te detenga, porque no te deja avanzar. Si quieres vivir para Jesús toda tu vida, ¡ esa es una carrera larga !, así que necesitas dejar los pecados que no te dejan obedecerlo a Él. Jesús quiere ayudarte a ganar. Así que puedes pedirle que te ayude a dejar de hacer cosas malas, como por ejemplo cuando no obedeces a tus papás, o cuando dices mentiras, todo eso te aleja de Jesús, así que tienes que pedirle a Él que te ayude a dejar todo eso ¡y Él lo hará!

¿Cómo Jesús puede ayudarte a vivir para Él toda tu vida?
 
QUERIDO JESÚS, necesito tu ayuda para salir de las cosas malas que yo hago. Enséñame como seguirte todos los día. En el Nombre de Jesús. Amén.

 


Devocional 6
Jesús ora por ti
 

No te estoy pidiendo que los saques del mundo, sino que los guardes del mal... No oro solamente por ellos, sino también por las personas que en el futuro han de creer en mí por el testimonio de ellos" Juan 17:15,20




Cuando Jesús vivió en la tierra, Él oró que, su Padre en el cielo, guardará a sus amigos seguros. ¿Pero sabes tú lo que es verdaderamente maravilloso? Jesús no sólo oró por los amigos que tenía en quel tiempo. ¡Él también está orando por ti! Él está orando por todos aquellos que creen que Él es el Hijo de Dios.

¿Quiénes son las personas por quienes Jesús ora?

QUERIDO JESÚS, yo sé que me amas mucho porque tú oras por mí. Gracias, en Tu Nombre. Amén.



 


 
Devocional 7
Dios será nuestro guardador





El Señor marchará frente a ustedes, y Él, el Dios de Israel, los protegerá por la retaguardia. Isaías 52:12


Algunos países tienen un rey o reina que vive en un palacio. Hay un guardia en cada entrada para proteger al rey o la reina. Los guardias no dejan entrar a nadie que no pertenezca allí.

Dios es como un guardia que nos protege en todas direcciones. ¡Él va delante de nosotros y hace el camino seguro antes que nosotros hayamos llegado allá!. Y Él está detrás de nosotros para que no tengamos que temer de lo que hay allá también.

Dios nunca duerme ¿Cómo es lo que hace un buen guardia?

QUERIDO DIOS, gracias por guardarme seguro cuando estoy en mi casa con mi familia. Gracias por ir conmigo y protegerme dondequiera que voy. En el Nombre de Jesús. Amén.


 



Devocional 8
Dios permanece el mismo
 

"Todo lo bueno y perfecto desciende de Dios, del creador de la luz, del que brilla eternamente sin sombras ni variaciones" Santiago 1:17


 

¿Has usado tus manos y brazos para hacer formas de animales en la pared? Las sombras nunca se quedan iguales, ¿no es cierto?. Las formas siempre están cambiando. Cuando está nublado, ni siquiera puedes ver tu sombra. ¿Pero sabes qué? Dios no es una sombra ¡ Él nunca cambia !. Podemos confiar en él para amarnos y para cuidarnos todo el tiempo.

¿Cómo es Dios diferente de una sombra?
 
QUERIDO DIOS, yo me alegro que Tú nunca cambias. No tengo que preocuparme si estás conmigo porque yo sé que Tú siempre estás a mi lado. ¡Gracias Dios!. En el Nombre de Jesús. Amén.
 
 

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS