LA "X" SEÑALA EL LUGAR

 (Devocional para edades comprendidas entres 6 y 13 años)
 

"Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.” (Mateo 13:44 )


Hubo un tiempo en el cual cuando alguien tenía algo de gran valor lo enterraba para que nadie lo encontrara y se lo llevara. Desde luego, siempre había el riesgo de que uno se olvidase de donde estaba enterrado el tesoro, así que para asegurarse de saber dónde estaba, muchas veces hacían un mapa. Usualmente marcaban el lugar en el cual se encontraba el tesoro con una “X” . De ahí es que viene la expresión “La X señala el lugar”.

¿Has soñado alguna vez en haber encontrado un mapa antiguo y llegado al lugar donde el pirata ha enterrado el baúl lleno de oro? Bueno, en este devocional deseo contarles acerca del tesoro que tiene más valor que un baúl lleno de oro y te diré cómo llegar a él.

Jesús dijo una vez: “El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo.” Si deseas encontrar el tesoro del cual Jesús estaba hablando, quizás la Biblia pudiera ser el mapa que te lleve a ese tesoro. La Biblia contiene mucha información en ella, pero en ocasiones es difícil para nosotros entenderla, así que ¿cómo puedes saber dónde se encuentra el tesoro? Eso es fácil porque “La X señala el lugar.” Jesús murió en la cruz para que tú y yo podamos entrar el reino celestial. Cuando miras hacia la cruz y pones tu confianza en Jesús, el tesoro será tuyo.

El entrar al reino de los cielos es el tesoro mayor que uno puede desear. Es más precioso que la plata, oro o joyas. Por eso es que Jesús nos llama a que le demos todo lo que tenemos y le sigamos.

ORACION:
Amado Padre, gracias por ese hermoso tesoro que dejaste para mí, gracias por darme el mapa con las indicaciones precisas para hallarlo, porque no importa lo difícil que sea encontrarlo, ya que la recompensa es eterna, te alabo y te bendigo,
nada que tengamos puede compararse al reino de los cielos. Ayúdanos a confiar en tí cada día, te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS