ESPERÁNDOLE

 (Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)

"Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir" (Mateo 25:13)


 
 

Seguramente has escuchado muchas veces por televisión que han ocurrido desastres naturales en algún lugar de la tierra: inundaciones, huracanes, terremotos, tornados y hasta fuegos en los bosques.
Cuando ocurre una cosa como estas, es imprescindible estar preparados para los casos de emergencias. Se recomiendan algunas cosas como las siguientes para estar seguros que estamos preparados.

Lo primero que hay que hacer es informarse sobre lo que debemos hacer durante una emergencia, éstos una parte importante del estar preparado.

También debemos tener un plan, en ocasiones, las familias no están juntas cuando ocurra el desastre, así que es importante planificar cómo van a saber los unos de los otros y repasen lo que harán en diferentes situaciones.

Debemos tener un equipo de supervivencia, que debe incluir cosas como agua, alimentos, medicinas, primeros auxilios, vendas, velas, fósforos, linternas de mano y baterías.

Todas éstas son muy buenas ideas y debemos recordarlas. Es importante el estar preparado, ¿verdad que sí?

Jesús una vez contó una historia para enseñarnos la importancia de estar preparados. En su historia, diez jóvenes que iban a casarse tenían lámparas de aceite, las cuales utilizaron al ir a recibir al novio.
Jesús dijo que cinco de ellas eran insensatas porque tenían lámparas pero no tenían aceite adicional o extra guardada para ponerle a las lámparas. Cuando llegó el momento de salir a encontrarse con el novio, se les había acabado el aceite.
Las otras cinco jóvenes eran muy sabias y estaban bien preparadas. Habían comprado suficiente aceite para sus lámparas. Cuando llegó el momento de salir a encontrarse con el novio, había aceite en sus lámparas, estaban listas.



En esta historia, el novio es Jesús y nosotros somos las jóvenes. La historia nos enseña que un día vamos a encontrarnos con Jesús y que debemos estar preparados porque no sabemos exactamente cuándo nos encontraremos con Él.
Si quieres encontrarte con Él cuando venga a buscar a su iglesia, que es su novia, ¿sabes lo que debemos hacer para estar preparados? Debemos invitar a Jesús en nuestros corazones, pero no solo eso, sino que debemos amarle y obedecerle todos los días de nuestra vida hasta que venga a buscarnos.
Cuando hagamos eso, entonces si, ¡estaremos listos!

Querido Padre Celestial, sabemos que un día Jesús vendrá a buscar a su iglesia, y nos encontraremos frente a frente con Él. Ayúdanos a amarle y obedecerle cada día de nuestra vida, que siempre hagamos tu voluntad y que la Biblia sea nuestra guía todos los días de nuestra vida.
Oramos para que todos estemos listos ese día. Te doy las gracias porque se que me amas. En el Nombre de Jesucristo. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS