EL REY VIENE

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)
 
 

LECTURA:
Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! (Mateo 21:9)

¿Quién crees que es la personas más importante de tu país? ¿Creen que es la persona que más dinero tiene? ¿Es un actor o actriz famoso que sale en películas? O ¿qué tal un gran deportista?
Cuando una persona importante viene a visitar nuestra ciudad, se hacen tremendas celebraciones, se trata de que se sienta bienvenido y que se sienta apoyado. Esto se hace con el presidente, o tal vez lo hayas visto con un equipo de fútbol, que cuando gana un campeonato la gente sale a la calle a recibirlo.


Se les suele recibir con banderas, con cosas que hacen ruido y cuando pasan cerca se mueven las banderas y se tocan los instrumentos y gritan y sonríen.

¡Se tira confeti, la algarabía es grande y se oyen los gritos de ¡Hurra! ¡Viva el presidente! Según se aleja , el sonido de la banda y los gritos de la gente se van apagando en la distancia. Se ha terminado.

Eso se parece mucho a una escena que ocurrió en Jerusalén un día. El rey venía a su ciudad. Las personas bordearon las calles. Algunos caminaron delante del rey y otros detrás. Él venía en un burrito. Mientras iba por las calles, la gente movía las ramas de palmas y gritaba: "¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!"


¿Sabes quién era ese Rey? . Era Jesús. Ese día fue un día que marcó el comienzo de una semana increíble. Una semana que vería a Jesús siendo vitoreado, luego arrestado, enjuiciado, condenado y crucificado. Pero cuando llegó el final de esa semana, comenzó otra con las mismas características de celebración con que aquella había comenzado (La resurrección).

ORACIÓN:
Querido Padre Celestial, mi voz se unen a las voces de la gente en Jerusalén de alrededor de dos mil años atrás: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!" Gracias por venir a reinar en mi vida. Te amo. En el nombre de Jesús. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS