DAVID

(Devocional para niños de 3 a 5 años)



Devocional 1
Dios mira el corazón

“Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, ... porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” 1ª Samuel 16:7





David era el más pequeño y bajito de su familia. Todos pensaban que sólo servía para cuidar ovejas, porque no era tan fuerte y mayor como sus hermanos. ¡Pero el Señor lo eligió a él para convertirlo en el rey de Israel!. Algunas personas desprecian a otras porque son más bajitas, o más feas, o más torpes, o no saben hablar bien, ... pero el Señor nunca hace eso, porque Él lo que mira es el corazón.
 

¿Por qué se sorprendieron cuando Dios eligió a David como Rey?

Querido Señor
, te doy gracias porque tú elegiste a David aunque era el más pequeño y débil de su familia. Te doy gracias porque tú miras el corazón de las personas, y no te importa lo guapas o listas que sean. Ayúdame a mí a no despreciar nunca a los demás. En el nombre de Jesús, amén.





Devocional 2
Siempre obedientes
 

“Y dijo Isaí a David su hijo: Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado, y estos diez panes, y llévalo pronto al campamento a tus hermanos.” 1ª Samuel 17:17




Los hermanos de David estaban luchando contra los filisteos. David quería estar con ellos, pero su papá no quería porque era peligroso. David no quería desobedecer a su padre, así que se quedó cuidando las ovejas. Poco después, su papá le mandó que fuera a llevarles comida a sus hermanos. David obedeció de nuevo. A veces es difícil obedecer a papá y a mamá, porque preferimos hacer otras cosas más divertidas. Pero ellos nos cuidan y debemos obedecerles aunque nos cueste, como David. Cuando lo hacemos, el Señor nos ve y se agrada de nosotros.


¿Por qué era difícil para David obedecer a su padre?
 
Querido Señor, gracias porque David tenía un papá que cuidaba de él, y porque él le obedecía siempre. Gracias por mis papás, porque ellos me quieren y me cuidan. Ayúdame a obedecerles siempre, aunque no me guste lo que me manden. En el nombre de Jesús, Amén.






Devocional 3
Nada es imposible para Dios


“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.”
1ª Samuel 17:45





¿Te imaginas luchando contra un gigante que llega al techo? Sería muy difícil vencerle ¿verdad?. A veces hay cosas que son muy difíciles para nosotros, pero no para el Señor. David no era muy grande ni estaba acostumbrado a luchar, pero fue valiente y se enfrentó a Goliat, que era muuucho más grande y fuerte que él. David sabía que aunque para él era imposible vencer, para el Señor no. Porque para Dios no hay nada imposible. Ni siquiera las cosas que a ti te parecen muy difíciles. Si oras al Señor, Él puede ayudarte a vencer cualquier problema, por grande que sea.

¿Qué cosas son difíciles para ti?

Querido Señor
, te doy gracias porque para tí no hay nada imposible. Tú lo puedes todo. Por eso te pido que me ayudes a ser valiente y a hacer contigo todas las cosas que son difíciles para mí. En el nombre de Jesús, amén.







Devocional 4
Perdonar en vez de pegar

 

“He aquí han visto hoy tus ojos cómo Jehová te ha puesto hoy en mis manos en la cueva; y me dijeron que te matase, pero te perdoné, porque dije: No extenderé mi mano contra mi señor, porque es el ungido de Jehová.” 1ª Samuel 24:10





¿Alguna vez te han hecho algo malo? Alguna gente piensa que si te hacen algo malo, entonces tú también debes hacer lo mismo. Pero David no pensaba así. El rey Saúl intentó matarlo varias veces, y por eso todo el mundo pensaba que David le haría lo mismo a Saúl. Pero en vez de eso, David se fue lejos de Saúl. Mucho tiempo después, David tuvo la oportunidad de hacerle daño a Saúl, pero no quiso. En vez de eso, le perdonó y dejó que fuera el Señor quien solucionara el problema. Tú también puedes alejarte de los que te hacen algo malo, y en vez de portarte mal con ellos, perdonarles y decírselo a tus papás, o a tu profe, o a algún mayor, para que sean ellos los que solucionen el problema.


¿Alguna vez te han hecho algo malo?

Querido Señor,
ayúdame a alejarme de los que me hacen daño, y a no hacer yo nada malo a los demás. Ayúdame también a encontrar siempre personas mayores a las que pedir ayuda si se meten conmigo, como mis papas, o mi profe. En el nombre de Jesús, amén.






Devocional 5
¿Qué tengo que hacer?
 

“Después de esto aconteció que David consultó a Jehová, diciendo: ¿Subiré a alguna de las ciudades de Judá? Y Jehová le respondió: Sube. David volvió a decir: ¿A dónde subiré? Y él le dijo: A Hebrón”  2ª Samuel 2:1
 





¿Tú sabes siempre lo que tienes que hacer? ¿A que hay algunas veces que no sabes cuál es la mejor decisión? En esos casos, puedes preguntarle a tus papás, a tu profe, o a algún mayor de la iglesia para que te ayude y te enseñe qué hacer. También puedes preguntarle al Señor y pedirle que Él sea tu pastor, y te guíe. Eso es lo que hizo David en cuanto se convirtió en Rey. Él no quería cometer errores, así que todo lo que hacía se lo preguntaba primero al Señor. Y el Señor le mostraba qué era lo mejor para David y para su pueblo.

¿A quién puedes tú pedirle ayuda para saber qué hacer en cada momento?

Querido Señor,
gracias porque tú siempre le mostrabas a David lo que debía hacer. Gracias también porque me respondes a mí cuando te pido ayuda. Y gracias por mis papás, mi profe y la gente mayor que me quiere y también me dice lo que tengo que hacer en cada momento. En el nombre de Jesús, amén.
 








Devocional 6
Danzando  para el Señor
 

“Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; ... Así David y toda la casa de Israel conducían el arca de Jehová con júbilo y sonido de trompeta.” 2ª Samuel 6:14,15

 




El rey David quería estar siempre cerca del Señor, lo más cerquita posible. Así que cogió el arca del Señor y la trajo a su ciudad, porque sabía que donde estaba el arca, allí estaba el Señor. David se alegraba bailando y cantando para Dios. Ni siquiera la importaba que otros se rieran de él cuando lo hacía. Y el Señor se alegraba también al ver a David. Tú también puedes bailar y cantar para el Señor, como David. También puedes tenerle muy cerca, pidiéndole que entre en tu corazón. El Señor se alegra cuando tú le alabas en tu casa, o en la iglesia, o en el cole, o en cualquier lugar.

¿Por qué trajo David el arca a su ciudad?

Querido Señor, gracias por venir a vivir a mi corazón. Yo quiero vivir para Ti, alabarte, cantar para Ti, danzar para Ti y darte siempre las gracias por lo bueno que eres conmigo. Te quiero. En el nombre de Jesús, amén.




Devocional 7
Confesando nuestros pecados

 
“Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová.” 2 Samuel 12:13
 



¿Alguna vez haz hecho algo malo sin que nadie lo sepa? David lo hizo. Él dejó que su mejor soldado muriese en la batalla, porque quería quedarse con algo que él tenía. David creía que podría guardar esto en secreto, pero olvidó que Dios lo ve todo. Después de un tiempo, David entendió que lo que había hecho estaba muy mal, así que le confesó al Señor su pecado y le pidió perdón. Cuando hizo esto, el Señor lo perdonó. Si haces algo malo, no debes ocultarlo, como David. Tú también debes confesárselo al Señor y pedirle que te perdone. Si lo haces de corazón, Él te perdonará.


¿Qué hizo David cuando entendió que había hecho mal?

Querido Señor
, yo sé que tú lo ves todo, y que no quieres que yo me porte mal. Te pido perdón por las cosas malas que he hecho, y si hay algo que he hecho mal sin darme cuenta, te pido también perdón por ello. Gracias porque tú siempre me perdonas. En el nombre de Jesús, amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS