CRECIENDO Y MADURANDO

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)
 

LECTURA: Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia. (Mt. 3:17)

¿Has visto alguna vez un álbum de fotos?. ¿Has visto alguna vez una foto tuya de cuando eras un bebé?


 
¿A que son bonitas? Es bonito ver fotos de cuando éramos bebés y  también cuando vamos cumpliendo años y creciendo.
 


Los padres están orgullosos de los niños cuando son bebés, pero no quieren que se queden así toda la vida, quieren verlos crecer.

El bautismo es parecido a una foto de bebé. Cuando la persona acaba de bautizarse, es como un bebé en Cristo, y el Padre Celestial le mira con el mismo orgullo que miró a Jesucristo al ser bautizado en el río Jordán. Cuando Jesús salió del agua, Dios dijo: "Éste es mi Hijo amado; en quien tengo complacencia."

Aunque Dios se sienta muy orgulloso de sus hijos, cuando se bautiza, Él no quiere que se queden como bebés por toda la vida. Él desea que crezcan y maduren como cristianos. Algunas personas salen se convierten al Señor y se bautizan y siguen siendo bebés en Cristo por toda la vida, no crecen. Dios quiere que crezcan espiritualmente tanto como físicamente.

Así que tenemos que crecer en el Señor y la manera de hacerlo es orando, leyendo y estudiando la Biblia, pero no solo leerla, sino ponerla en práctica, y congregarnos siempre, ir a la iglesia.

ORACION:
Querido Padre celestial, ayúdame a crecer como cristiano, no quedarme toda la vida como un bebé, ayúdame a leer la Biblia y ponerla en práctica y a buscarte siempre en oración, pra poder ser un hijo de los que Tú te sientes orgulloso. En el nombre de Jesús. Amén

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS