COMPARTIENDO

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)


Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?
Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. (Mateo 25: 35, 37, 40)




Has oído a alguien decir, "Espera un minuto". Es verdad que a veces un minuto puede parecer mucho tiempo. Otras veces un minuto parece pasar muy rápido.
¿Has visto alguna vez un reloj de arena? Posiblemente hayan visto uno de estos relojes. Cuando le das vuelta al reloj, la arena tarda un minuto en pasar de la parte de arriba a la de abajo.
Marca un minuto en un reloj y en ese minuto piensa en las cosas que les gustaría comer.




¿Pensaste en muchas alimentos deliciosos para comer? Quizás pensaste en pollo frito, hamburguesa, pizza, bizcocho, galletas.
Pues en ese minuto que estuviste pensando, hay gente que ha muerto de hambre. Las estadísticas dicen que diecisiete personas, de ellos trece niños.
Jesús estaba hablándole a un grupo de personas un día y les dijo: "Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber... "
"¿Cuándo hicimos eso?", preguntaron.
Jesús les dijo, "Si lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Tenemos mucho por qué ser agradecidos, ¿no es cierto? La pregunta que debemos hacernos es, ¿Estamos dispuestos a compartir con aquellos que no son tan afortunados, que no tienen tanto como nosotros? ¿Compartirás de lo que tienes con otros que están en necesidad? Recuerda que cuando compartes es como si estuvieras compartiendo de lo que tienes con Jesús.
 
Querido Padre Celestial, gracias por todo lo que me das cada día, porque Tú suples cada una de mis necesidades. Permite podamos compartir lo que tenemos con otros que estén en necesidad, y gracias por poder hacerlo, porque es como si lo compartiéramos contigo. En el Nombre de Jesucristo. Amén.

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS