ALIGERANDO LA CARGA

(Devocional para edades comprendidas entre 6 y 13 años)


LECTURA:
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar (Mateo 11:28)

¿Crees que eres lo bastante fuerte para llevar cualquier carga?


¿Crees que puedes levantar un coche?, ¿no creen que pueden levantar un coche? Bueno, lo pudieran hacer si se ayudaran de un gato, pero no de un gato como las mascotas, los animalitos, sino que se llama gato a una herramienta que si pones el gato debajo del coche y le mueves un mango o manivela que lleva, podrás fácilmente levantar un coche que pesa muchos kilos. Sí, con la ayuda del gato, tú podrás levantar el coche, pero no lo puedes hacer sólo, ¿no es así?

Algunos de ustedes tienen unas cargas muy pesadas en sus vidas, tal vez tienes un impedimento físico que hace que tu vida sea difícil. O tal ves tu papá ha perdido su trabajo y tu familia está teniendo dificultades financieras. Quizás alguien en tu familia tiene cáncer u otra enfermedad y estás preocupado por él o ella. Puedes estar teniendo dificultad para hacer el trabajo escolar y pasar de curso. No sé cuáles son las cargas que tienes en tu vida, pero sé que hay algunas que no puedes resolver solo. ¿Quieres saber algo? ¡No tienes que hacerlo!

Jesús dijo: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar ”. No hay razón por la cual estés caminando con cargas que son muy pesadas para tí. Si buscas a Jesús y confías en Él, Él te ayudará.



¿Quiere decir esto que si se lo pedimos a Jesús, Él quitará todos nuestros problemas y no lo tendremos más? NO. De hecho, esos problemas pueden ser lo que necesitemos para crecer y ser mucho más fuertes. Puede ser que necesitemos esas situaciones para que lleguemos a confiar en Jesús. Pero cuando la carga sea muy fuerte, Él nos ayudará a cargarla. No hay nada tan pesado que Jesús no pueda llevarlo.

ORACIÓN:
Querido Padre Celestial, gracias por las cargas que nos ayudan a crecer, y gracias porque no tengo que llevar mis cargas yo solo sino que Jesús está a mi lado para ayudarme a llevarla y así es mucho más fácil, eres Tú el que me levanta. Gracias en el Nombre de Jesús. Amén

No hay comentarios:

DEVOCIONALES PARA NIÑOS